León y el hipopótamo 7

leon-y-el-hipo-vok

ES MÁS FÁCIL DECIR 

–Sabés lo que pasa –el León giraba en circulos como si quisiera morderse la cola–, hablamos mucho y hacemos poco.

El hipopótamo cerró los ojos y se hundió en el agua. Al salir, preguntó:

–¿Y vos que harías?

El León se detuvo.

–No sé me ocurre nada, pero algo haría.

–Suele suceder. Las palabras dichas con liviandad nos distraen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s